¿Cómo fortalecer el sistema inmunitario?

¿Qué es el sistema inmunitario?

El sistema inmunitario es el conjunto de procesos que se llevan a cabo para protegernos de las amenazas tanto internas como externas. Por lo tanto, tenemos que mantenerlo fuerte para evitar ser más vulnerables a padecer enfermedades infecciosas. En este blog podrás descubrir cómo fortalecer el sistema inmunitario a través de la alimentación y otros hábitos de estilo de vida. 

Sistema inmunitario

¿Cómo podemos fortalecerlo?

El estado nutricional tiene un papel muy importante en el funcionamiento del sistema inmune ya que diversos nutrientes interactúan con nuestras células inmunes y lo refuerzan. Por lo tanto, un estado nutricional óptimo evitará que los patógenos invadan nuestro cuerpo. En cambio, un estado nutricional deficitario tendrá más probabilidades de ser amenazado y padecer enfermedades. Por lo tanto, es muy importante practicar un estilo de vida saludable que te proporcione un estado nutricional óptimo y así un sistema inmunitario fortalecido. 

No existen fórmulas mágicas ni alimentos curativos, pero si que hay una serie de recomendaciones que pueden ayudarte a tener un sistema inmunitario fuerte.

Recomendaciones de estilo de vida saludables

  1. Aumentar el consumo de los alimentos con nutrientes de alta calidad nutricional.
      • Frutas cítricas ricas en vitamina C: naranja, mandarina, limón. 
      • Verduras crucíferas ricas en vitamina C: brócoli, coliflor, kale, repollo.
      • Verduras de hoja verde ricas en vitaminas y minerales: espinacas, acelgas, lechuga, espárragos, judías verdes.
      • Fermentados ricos en antioxidantes:yogur, kefir, encurtidos, kombucha.
      • Cereales integrales: pan, pasta, arroz, cereales de desayuno.
      • Grasas saludables: aceite de oliva y frutos secos naturales o tostados.
      • Proteínas de calidad ricas en vitaminas y minerales: legumbres, pescados, huevos, carne.
  2. Reducir el consumo de ultraprocesados (alimentos con azúcares añadidos, grasas no saludables y con exceso de sal) porqué son productos sin nutrientes interesantes. 
  3. Establecer rutinas para que el cuerpo esté estable y funcione bien.
  4. Mantener el peso corporal dentro de los parámetros de normalidad. 
  5. Estar expuesto al sol para captar vitamina D.
  6. Hidratar el cuerpo constantemente con agua.
  7. Descansar todo lo que el cuerpo necesite. 
  8. Reducir el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas.
  9. Practicar medidas de seguridad e higiene.
  10. Tomar el aire para renovar nuestro oxígeno.

¡Descubre otros trucos y consejos sobre la alimentación saludable en otras entradas del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *