Ensalada de judías verdes

Te ofrezco una receta fácil y rápida de elaborar. A mí me apetece tanto en verano como entre tiempo, porqué no es ni fría ni caliente. Así que es una receta que sirve para todo el año. Si te digo que solo necesitas 3 ingredientes seguro que no te lo crees. Pero aún menos si te digo que ninguno de ellos es la lechuga. Entonces seguro que te apetecerá porqué ahora que empieza el frío ya no apetece tanta lechuga porqué está fría. Por lo tanto, no tendrás ninguna excusa para preparártela y llevártela en un recipiente. También te diré que puedes obtener el ingrediente principal cocido, así que en menos de 10 minutos te la puedes preparar. Así que vamos a por ello. En este blog te presento la ensalada de judías verdes con tomates cherry y queso feta, decorada con semillas de sésamo tostadas y aceite de oliva virgen extra. 

Ensalada de judías verdes

Ingredientes

Lo único que necesitas son 3 ingredientes base. Después para aliñar y decorar el plato he utilizado dos más. 

  • 2 puñados de judías verdes crudas
  • 2 puñados de tomates cherry
  • 1 puñado de queso feta en porciones
  • 2 cucharadas pequeñas de semillas de sésamo tostadas
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra

Paso a paso - Ensalada de judías verdes

Solo necesitas 30 minutos para preparar esta fabulosa ensalada. Sin embargo, si compras judías verdes en conserva ya cocidas puedes tener la receta con tan solo 10 minutos, ya que solo tendrás que mezclar los ingredientes. 

  1. Poner a hervir una olla con 3/4 de agua y una pizca de sal.
  2. Cortar las puntas de las judías verdes y hacer trozos pequeños. 
  3. Cuando hierva, añadir las judías y cocer 20 minutos. 
  4. Escurrir con abundante agua. 
  5. Poner una base de judías verdes. 
  6. Añadir los tomates cherry cortados por la mitad. 
  7. Incorporar el queso feta. 
  8. Decorar con las semillas de sésamo y aceite de oliva.

Comentarios

  • Puedes utilizar judías verdes hervidas para ahorrarte tiempo. 
  • Puedes sustituir los tomates cherry por tomate grande. 
  • Utiliza el queso que más te guste, pero escoge opciones saludables. 
  • Puedes intercambiar el queso por huevo a la plancha o duro. 

¡Puedes ver más recetas saludables, apetecibles, fáciles y rápidas en otras entradas del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *