Crepes saludables con masa de espinacas

Siempre se preparan crepes dulces con harinas no saludables e ingredientes de baja calidad.  Sin embargo, esta vez os quiero proporcionar una receta muy sencilla y rápida de preparar. Se trata de unos crepes saludables con masa de espinacas. No tienen sabor a espinacas, solo nos dan el sabor verde, por lo que no hay excusa para prepararlos y probarlos. A mí me gusta poner dentro queso fresco y tomate, así hago una de mis combinaciones preferidas. Aun que puedes rellenarlo con los ingredientes que más te gusten, pero siempre que sean saludables. Así podrás preparar esta receta y utilizarla como plato único. Es preferible que sea mejor por la noche porqué es una elaboración más ligera. 

Crepes saludables con masa de espinacas

Ingredientes

La lista de ingredientes que os proporciono son para preparar 3 unidades de crepes. No obstante, esto también dependerá del tamaño de la sartén que utilices. Sin embargo, no quiere decir que estas 3 unidades tengan que ser una ración. Es decir, si los complementas con muchos alimentos y con nutrientes de calidad, pueden bastar 3 unidades. Sin embargo, si te los quieres tomar solos o en forma de tortitas, tendrás que hacer más para llegar a saciarte. 

  • 2 puñados de espinacas crudas
  • 1/2 vaso de leche o bebida vegetal sin azúcar añadido
  • 1 huevo
  • Sal al gusto

Paso a paso - crepes saludables de espinacas

El tiempo de preparación de estos crepes es de 5 minutos porqué basta solo en triturar todos los ingredientes e ir cociéndolos en la sartén poco a poco y con paciencia. La clave es poner unas gotas de aceite en una sartén nueva o casi nueva y repartir la masa en porciones muy finas. 

  1. Limpiar las espinacas bien con agua.
  2. Poner todos los ingredientes (espinacas, leche o bebida vegetal, huevo y sal) en un recipiente para triturarlos. 
  3. Triturar todos los ingredientes hasta formar una mezcla homogénea y sin grumos. 
  4. Incorporar la mezcla conseguida, en pequeñas cantidades, en una sartén en forma de una capa muy fina. 
  5. Cuando empiecen a salir burbujas es cuando los tenéis que girar, pero de manera muy delicada para que no se rompan. Puedes hacerlo con un plato y darle la vuelta, o con un utensilio. 
  6. Una vez girados, puedes incorporar los toppings al gusto. Yo los condimenté con tomate a rodajas y queso fresco. También le añadí un poco de orégano para potenciar el sabor. 

¡Puedes ver más recetas apetecibles, saludables, fáciles y rápidas de preparar en otras entradas del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *