¿Si como menos adelgazo?

Introducción

Primero de todo, tenemos que tener claro que la vida no está hecha para contar calorías. No tiene ningún sentido y, además, supone una pérdida de tiempo, porqué nuestro cuerpo tiene incorporado un termostato que regula la energía que debemos consumir a partir del apetito y la saciedad. Sin embargo, es importante considerarlas porqué son la energía que nos proporcionan los alimentos y son las encargadas de mantener el balance energético de nuestro organismo. Este balance consiste en un equilibrio entre las kilocalorías ingeridas y las consumidas. Es decir, deberemos comer tantas kilocalorías como nuestro cuerpo necesite en cada momento. Entonces, ¿si como menos adelgazo? En el caso de buscar una pérdida de peso, tendremos que comer menos kilocalorías y, además, acompañarlas de la practica de ejercicio físico regular. Pero esto no significa comer menos, sino ingerir alimentos de mayor cualidad nutricional que nos aporten saciedad, pero con menos cantidad de kilocalorías.

¿Si como menos adelgazo?

¿Si como menos adelgazo?

Partimos de la base que, para adelgazar se necesitan quemar más calorías de las que se come y bebe. Sin embargo, hay algunos factores que pueden afectar. Estos incluyen la edad, la genética, los hábitos de vida, el ejercicio físico, la alimentación, el estado anímico, las relaciones sociales… Entonces, para llevar a cabo una pérdida de peso necesitamos ingerir calorías de calidad. Es decir, llenas de nutrientes para que nos sacien. Lo que no quiere decir es que tengamos que comer menos cantidad.

Lo importante es saber que para adelgazar se necesita una combinación de una buena alimentación y una rutina de ejercicio físico. Por lo tanto, ya estamos rompiendo el mito de si como menos adelgazo, porqué esto no funciona así. Porqué, aunque solo comas saludable, pero sin practicar ejercicio, los alimentos no podrán formar parte del músculo. Por el contrario, si solo hacemos ejercicio, pero no comemos bien, no nos saciaremos y esto puede suponer problemas para la salud.

En definitiva…

La cuestión no es comer menos cantidad, sino comer con más calidad. Esto se traduce en comer alimentos con nutrientes saludables que lleven menos calorías pero que nos sacien más. Por lo tanto, podremos comer tantos alimentos saludables como queramos, escuchando a nuestro cuerpo, porqué será el responsable de decirnos cuando estamos saciados. Entonces no nos tendremos que preocupar por las calorías porqué seguro que habrás comido menos que sí ingieres un plato de ultraprocesados, con poca cantidad, pero con millones de calorías vacías. 

Recomendaciones para adelgazar

Lo saludable que sea un alimento no depende de su cantidad en kilocalorías, sino de sus componentes en conjunto. Como lo son los macronutrientes (carbohidratos, proteínas, grasas), los micronutrientes (vitaminas, minerales), las sustancias de la digestión, la temperatura del alimento, el estado físico del alimento y las técnicas culinarias utilizadas. Por lo tanto, hay que dejar de pensar que si como menos adelgazo, porqué la cuestión es valorar los nutrientes en conjunto de los alimentos, sin pensar en calorías. 

Consejos nutricionales

Tenemos que evitar los alimentos ultraprocesados ya que son ricos en grasas hidrogenadas, tienen un exceso de sal, azúcar y aditivos que modifican el sabor, tienen una baja calidad nutricional y son poco saciantes. Por el contrario, tenemos que escoger los alimentos sanos. Estos son materias primas sin procesar y así podremos hacer un consumo libre ya que el termostato regulará nuestras necesidades energéticas.

La alimentación saludable consiste en comer un poco de todos los alimentos saludables. Es decir, priorizar el consumo de frutas enteras, verduras crudas y cocidas, lácteos naturales, cereales integrales, aceite de oliva, frutos secos naturales, legumbres, huevos, pescado, carnes magras, dulces de calidad y mucha agua. Por el contrario, habrá que evitar todo tipo de zumos comerciales, lácteos azucarados, cereales con azúcar añadido, aceites vegetales, frutos secos salados, carnes procesadas, bollería, pastelería, dulces procesados, refrescos, precocinados…

¡Sal de dudas y descubre la verdad sobre otros mitos de la alimentación en otras entradas del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *