¿Es seguro seguir una alimentación vegetariana?

La alimentación vegetariana siempre se ha sido un debate y una discriminación. En mi opinión, no creo que nos tengamos que poner etiquetas, porqué después nos sentiremos mal si hacemos excepciones. Pienso que lo mejor es comer como a uno le apetezca, siempre y cuando sea seguro y consciente de la distribución de nutrientes. Es decir, no dejaremos de ser vegetarianos/as por comer un día a la semana algún alimento que no sea de tu alimentación habitual. 

Introducción al vegetarianismo

La alimentación vegetariana es una opción de alimentarse y nutrirse donde las personas dejan de comer ciertos alimentos, especialmente de origen animal. Por lo tanto, favorece el consumo de alimentos de origen vegetal cómo las verduras, las frutas, los cereales integrales, las legumbres, las semillas y los frutos secos. 

Se trata de una alimentación sostenible con las siguientes características: 

  • Tienen un bajo impacto ambiental.
  • Contribuye a la seguridad alimentaria.
  • Protege y respeta la biodiversidad de los ecosistemas
  • Optimiza los recursos naturales y humanos. 

La alimentación vegetariana no responde a criterios de salud, si no que es una decisión personal donde implican diversos factores, los cuales no son necesarios expresar para justificarse. No debemos prejuzgar a una persona por sus razones dietéticas, si no que debemos respetarlas, aunque no lo compartas. Algunas de estas razones son: prescripciones religiosas, consideraciones sobre la salud, motivos económicos, preocupación por el medio ambiente, factores relativos al bienestar animal o consideraciones éticas. 

La alimentación vegetariana es segura siempre que se haga una buena distribución de los nutrientes

¿Es seguro ser vegetariana/o?

Seguir una alimentación vegetariana, igual que cualquier otra, es seguro siempre y cuando esté bien planificada y con una buena distribución de los nutrientes. Con esto quiero decir que cualquier alimentación puede presentar deficiencias si está mal diseñada, pero el objetivo es planificarla para que contenga todos los nutrientes necesarios. Por lo tanto, seguir este tipo de nutrición no debe suponer un problema si se compensa la restricción con la incorporación de otros alimentos de origen vegetal. Recuerda que el truco está en saber combinar los alimentos vegetales entre sí para conseguir la máxima absorción de todos los nutrientes.

Se ha comprobado que si la alimentación vegetariana está bien diseñada es saludable, nutricionalmente adecuada y puede proporcionar beneficios para la salud en la prevención y el tratamiento de algunas enfermedades. Esto se atribuye a la elevada cantidad de alimentos de origen vegetal. Además, si está bien planificada, también es apropiada para todas las edades del ciclo vital, incluyendo el embarazo y la lactancia, y el crecimiento normal de los bebés, niños y adolescentes. 

No obstante, quiero hacer una pequeña reflexión. En mi opinión, hay que permitir, sin juzgar, que cada persona se alimente y nutra como quiera. Dicho en otras palabras, es seguro practicar una alimentación vegetariana siempre que se haga de manera consciente para obtener todos los nutrientes adecuados. 

¡Sal de dudas y descubre la verdad sobre otros mitos de la alimentación en otras entradas del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *