¿Por qué debemos entrenar?

Introducción

Cada día incrementa más el número de personas sedentarias, es decir, que tienen un estilo de vida inactivo, sin hacer ejercicio físico. El sedentarismo son aquellas actividades que realizamos sentadas o reclinadas, mientras estamos despiertos, y que utilizan poca energía. Algunos ejemplos son estar sentados, en el trabajo o escuela, ver la televisión, conducir, leer…  La evidencia científica sugiere que los comportamientos sedentarios incrementan el riesgo de ganancia de peso (sobrepeso y obesidad), así como diversos problemas de salud. En este blog podrás descubrir realmente y más concretamente el por qué debemos entrenar.

Por qué debemos entrenar

Problemas de salud asociados al sedentarismo

La persona sedentaria tiene mayor riesgo de padecer diversos problemas de salud. más concretamente, la evidencia científica demuestra que el tiempo que se pasa sentado y el bajo nivel de actividad física se relacionan con:  

  • Hipertensión arterial
  • Problemas cardiovasculares
  • Diabetes mellitus tipo 2
  • Peor salud ósea y muscular
  • Sobrepeso
  • Síndrome metabólico
  • Insomnio
  • Depresión
  • Algunos tipos de cáncer

¿Por qué debemos entrenar?

¿Alguna vez has sentido que te duele todo el cuerpo y estás agotado, pero no encuentras una respuesta coherente? Quizás la respuesta está en cuánto ejercicio estás haciendo. Sí, estamos diseñados para movernos y lo que no se mueve, se atrofia. Hacer ejercicio es regalarte años de vida. Muévete, empieza cada día con rutinas cortas, practica un deporte que te guste, no lo pienses más. De esta manera, comprobándolo por tu propio peso, aprenderás el por qué debemos entrenar.

Uno de los aspectos clave para combatir numerosas enfermedades crónicas que tienen una gran prevalencia en la actualidad es la reducción del sedentarismo. Esto se consigue aumentando la actividad física y el ejercicio. Ambas se complementan y deben realizarse de forma frecuente. Realizar una actividad física que nos haga tener un esfuerzo extra, sea cardiovascular o de fuerza, te ayudará a mejorar tu salud, eliminarás toxinas y reducirás el riesgo de las enfermedades que más afectan a nuestra sociedad.

Está comprobado científicamente que practicar ejercicio físico varias veces a la semana tiene los siguientes beneficios: mejora la salud ósea y muscular, reduce el riesgo de sufrir hipertensión y problemas cardiovasculares, así como depresión y algunos tipos de cáncer (como mama y colon). Además, tiene un impacto positivo sobre nuestro cerebro, mejorando las funciones cognitivas y regulando algunas emociones.

Beneficios de entrenar

  • Mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones
  • Mejora la autoestima
  • Reduce la ansiedad
  • Fortalece el sistema nervioso
  • Mejora la calidad del sueño
  • Reduce la sensación de fatiga
  • Protege contra las enfermedades neurogenerativas (Alzheimer o Parkinson)
  • Ayuda a la pérdida de grasa
  • Acelera el metabolismo
  • Proporciona unos huesos más sanos
  • Aumenta el subministro de oxigeno a los músculos, con lo que hay una mejor circulación sanguínea
  • Mejora el carácter, la disciplina, la dedicación y la determinación
  • Mejora la composición corporal
  • Mantiene activo el sistema inmune

Consejos para reducir el sedentarismo

Seguidamente te menciono una serie de acciones que puedes practicar para reducir el sedentarismo y, así, tener un estilo de vida más activo. Elige las que más te gusten, no hace falta hacer todas de un día a otro. Mejor dar pasos pequeños y bien hechos que, pasos gigantes y mal hechos. Ya llegará el día en que los practiques todos en tu rutina diaria.

  • Cuando vayas a algún sitio y puedas elegir, escoge ir andando o en bicicleta. Puede que tardes un poco más, pero si la diferencia no es muy grande, aprovecha para moverte.
  • Subir por las escaleras. Deja el ascensor y las escaleras mecánicas. Aprovecha para ejercitarte.
  • En tu tiempo libre, aprovecha para realizar ocio activo, como un paseo por la naturaleza o pasear con tu mascota.
  • Las tareas de casa como recoger, limpiar o cocinar también implican movimiento. Si encima bailas mientras las haces, te moverás más y lo pasarás muy bien.
  • Si es posible, durante tiempos largos en los que estamos sentados, como el trabajo, realiza descansos activos. Ponte alarmas cada cierto tiempo y levántate para hacer estiramientos o algunos ejercicios.
  • Cuando utilices el coche o transporte público, aparca un poco más lejos o bájate una parada antes. Todos los pasos extra suman.

Conclusión

Es importante ser conscientes de que el único lugar donde vas a estar siempre es en tu cuerpo. Por este motivo sabrás el por qué debemos entrenar. Debes cuidarlo al máximo, entrenándolo. No basta con dejar de ser sedentarios, debes encontrar una actividad física que te guste y hacerla con frecuencia. Es decir, debes tener un estilo de vida el máximo de activo posible y, además, entrenar con ejercicio físico algunos días a la semana. Porqué reducir el sedentarismo es esencial para lograr una completa salud. Hoy en día los trabajos que tenemos pueden complicarnos esta misión, pero si incluyes descansos activos, incrementaras tus niveles de actividad física.

¡Sal de dudas y descubre la verdad sobre otros mitos de la alimentación en otras entradas del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *