¿Existen alimentos para la retención de líquidos?

Introducción

Hoy en día, muchas personas sufren retención de líquidos por diferentes motivos, pero sobretodo por los malos hábitos de estilo de vida. Es por esto, que muchas de ellas me preguntan si existen alimentos para combatir la retención de líquidos. Yo siempre les digo que si la padecen es debido a una mala alimentación y que para tratarla no existen alimentos concretos, sino hacer un cambio de hábitos.

El agua es el elemento más abundante del organismo. El cuerpo cuenta con sistemas que regulan y mantienen en equilibrio los niveles de agua y solutos en los diferentes compartimentos, pero cuando este equilibrio se rompe se puede producir lo que llamamos retención de líquidos. Es decir, se trata de un exceso de fluidos en los tejidos del cuerpo. Como consecuencia, se forman edemas. Estos consisten en un aumento anormal del volumen del líquido intersticial. Este aumento del líquido puede llevar a diferentes situaciones como un aumento del peso repentino, incremento del perímetro abdominal, hinchazón en diferentes áreas del cuerpo, presencia de fóvea… Es un problema que suele darse con más frecuencia en mujeres que en hombres.

Existen alimentos para combatir la retención de líquidos

¿Qué síntomas tienes cuando sufres retención de líquidos?

Los tobillos y los párpados son zonas típicas donde se da esta acumulación de líquido. En este caso, se trata de un edema local. La piel aparece estirada o brillante y si presionas con el dedo, queda una huella marcada que va desapareciendo poco a poco. Estos síntomas son muy comunes en épocas de verano con las altas temperaturas.

También puede formarse un edema regional, por ejemplo, en una extremidad, o bien general, que afecta a todo el organismo.

¿Cuáles son las causas que provocan retención de líquidos?

Son varias las causas que pueden provocar esta acumulación de líquidos. Muchas de ellas son prevenibles si adoptamos cambios en algunos de nuestros hábitos diarios.

  • Incorrecta hidratación: un estado de deshidratación puede conllevar a un aumento de la retención de líquidos.
  • Mala alimentación: consumo elevado de alimentos ricos en sal. Una ingesta excesiva de sal produce un desequilibrio en los niveles de sodio a nivel sanguíneo, lo que produce un aumento del líquido intersticial produciendo esa sensación de hinchazón. Además, una alimentación poco variada puede presentar un déficit en nutrientes importantes como el potasio o magnesio. También una baja ingesta de proteínas.
  • Exceso de peso: al presentar un aumento en la masa corporal, disponemos de más espacio donde acumular el líquido que se desequilibra.
  • Pasar muchas horas de pie o sentada o seguir un estilo de vida sedentario. Esto pasa cuando estamos mucho rato en la misma posición.
  • Cambios hormonales como el embarazo o la ovulación. El embarazo es una etapa en que la mujer tiene muchos cambios hormonales que pueden causar retención de líquidos.
  • Consumo de determinados medicamentos: estrógenos, corticoesteroides, antiinflamatorios no esteroides, fármacos para la tensión arterial.
  • Enfermedades: sobretodo derivadas del corazón, hígado o riñones, además de alteración de la tiroides.

¿Existen alimentos para combatir la retención de líquidos?

No existen alimentos para combatir la retención de líquidos. Se trata de una serie de recomendaciones dónde engloban varios cambios en el estilo de vida. A continuación te dejo una lista de consejos para prevenir o tratar la retención de líquidos.

  • Sigue una alimentación variada y equilibrada: potencia el consumo de alimentos ricos en potasio ya que este mineral regula los niveles de agua del organismo. Estos alimentos son el calabacín, los champiñones, las patatas y las legumbres y las frutas como el plátano, la piña o el albaricoque. También es necesario incluir vegetales en todas las comidas porqué son ricas en estos minerales. Hay que tener claro que la lechuga no potencia la retención de líquidos. Además de potenciar el consumo de cereales integrales y legumbres.
  • Modera el consumo de sal: emplea poca cantidad de sal para sazonar los platos y evita todos aquellos alimentos ricos en sal como las conservas, los productos congelados, carnes procesadas, los precocinados, patatas fritas, ahumados, aceitunas, quesos curados y embutidos. Puedes utilizar hierbas aromáticas para condimentar los platos y que tengan un buen sabor.
  • Mantén un peso saludable: las personas que sufren exceso de peso son más propensas a sufrir retención de líquidos.
  • Bebe un mínimo de 1,5L de agua al día: es importante que te hidrates correctamente. Mucha gente piensa que cuando existe retención de líquidos es mejor no beber agua y precisamente es todo lo contrario. El agua ayuda en la depuración del organismo para eliminar las toxinas y reestablecer el equilibrio hídrico. Puedes incluir infusiones o hacerte caldos caseros para tomarlo entre las comidas. Evita bebidas como el café, te o alcohol porqué deshidratan.
  • Sigue una vida activa: practica ejercicio físico o alguna actividad que te guste. Desplázate caminando y evita coger el ascensor. Hay que levantarse y caminar constantemente para potenciar una correcta circulación, y evitar estar mucho rato en la misma posición.
  • Utiliza medias elásticas: ejercen presión sobre los vasos sanguíneos mejorando el retorno venoso.

¡Sal de dudas y descubre la verdad sobre otros mitos de la alimentación en otras entradas del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *