¿Comer ensalada por la noche es malo?

He escuchado mucho qué comer ensalada por la noche es malo. Algunas de las razones son: sientan mal, causan retención de líquidos, son indigestas, engordan… Pero todos estos motivos no son ciertos ya que no están basados en ningún fundamento científico. Las ensaladas, se tomen cuando se tomen, son saludables y sentarán de igual manera. Pero se ha comprobado que existen personas con problemas para digerir ciertas verduras crudas. 

Beneficios de la ensalada

  • La ensalada es un plato que consiste en combinar distintas verduras crudas. Estas son imprescindibles para nuestro cuerpo porqué como no se han sometido a ninguna cocción mantienen todos los nutrientes intactos.
  • Es un plato saludable y nutritivo, con una gran variedad de sabores.  
  • Aportan una elevada cantidad de fibra, por lo que te sacian completamente. Además, permite el buen funcionamiento del sistema digestivo y mantienen una microbiota intestinal sana. 
  • Son ricas en  vitaminas y minerales con capacidad antioxidante. Así nos proporcionan un buen estado de salud. 
  • Debido a su alto porcentaje de agua, hidratan y refrescan. Por eso son perfectas para ocasiones veraniegas. 
Comer ensalada por la noche no es malo

Verdades de la ensalada por la noche

  • No provocan retención de líquidos porqué esto ocurre cuando hay un déficit de líquidos y un exceso del consumo de sal, por lo que es imposible que las ensaladas lo causen. 
  • Es posible que algunas verduras crudas, como la lechuga, te sienten mal por la noche. Esto indicará que puedes padecer irregularidades en el intestino, como gases e hinchazón abdominal, que provocaran dificultades para digerirlas. En este caso, puedes preparate ensaladas sin lechuga y, recurre a un profesional para que te ayude a solucionarlo.
  • No engordan, al contrario, pueden ayudarte a mantener o perder peso. Esto se consigue incorporando proteínas a las ensaladas, como atún en lata, queso fresco, salmón ahumado, legumbres, frutos secos, semillas… Así incrementamos la saciedad y evitas picar después de cenar.

¡Sal de dudas y descubre la verdad sobre otros mitos de la alimentación en otras entradas del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *