¿Si hago ejercicio puedo comer lo que quiera?

Muchas personas justifican su alimentación con el ejercicio. Es decir, se piensan que pueden comer lo que quieran si preocuparse porqué lo quemarán todo. Entonces, ¿si hago ejercicio puedo comer lo que quiera? Esto no funciona así, ya que se ha comprobado qué ciertos alimentos en exceso pueden provocar problemas para la salud. Por lo tanto, esto significa que por mucho ejercicio que hagas, este no cura los problemas que puede suponer una mala alimentación. 

No puedo comer lo que quiera aunque haga ejercicio

¿Puedo comer lo que quiera si soy deportista?

La ciencia no dice lo mismo, ya que las personas deportistas no dejan de ser personas, por lo que tienen que seguir las mismas leyes nutricionales que cualquier otra persona. Es decir, los deportistas tienen que seguir las recomendaciones nutricionales y de energía que se establecen para un estilo de vida saludable. Sin embargo, se tienen que adaptar a las necesidades de cada persona según su nivel de actividad. Estas suelen estar incrementadas debido a un mayor gasto energético. Esto no quiere decir que comiendo mayor cantidad ya sirve. Sino que se tendrán que utilizar alimentos energéticos para proporcionar mayor energía al cuerpo pero con cantidades similares a las que se consumían. 

¿El ejercicio compensa la alimentación insana?

La actividad física es imprescindible para la salud ya que nos aporta una variedad inmensa de beneficios. Muchas veces se deja de prestar atención a la importancia que realmente tiene. Pero se ha demostrado que el sedentarismo provoca grandes tasas de mortalidad a nivel mundial.

Este ejercicio tiene que acompañarse de una buena alimentación ya que son el pack perfecto para un estilo de vida saludable. Además se ha observado que una alimentación no saludable, a parte de comportar un peor rendimiento deportivo, tiene consecuencias negativas sobre nuestra salud, difícilmente compensables con el ejercicio físico. 

¿Si hago ejercicio puedo comer lo que quiera?

En conclusión, es falso que puedo comer lo que quiera si hago ejercicio porqué no me aportará beneficios ni para la salud ni para lograr mis objetivos deportivos. Por lo tanto, hay que cuidar siempre nuestra alimentación, y en el caso de hacer ejercicio, hay que adaptarla de manera personalizada a cada persona. La finalidad es disfrutar de una alimentación saludable. Siempre que necesites consejos deportivos específicos, busca asesoramiento profesional. 

¡Sal de dudas y descubre la verdad sobre otras mitos alimentarios en otras entradas del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *