Consejos para un verano saludable

Introducción

Estamos en pleno verano y estoy segura de que muchas personas estarán preocupadas por sus cuerpos. Se trata de una época del año donde exponemos más partes de nuestro cuerpo debido al calor. Pero esto no debe ser una preocupación ya que durante todo el año sabemos que cuerpo estamos fabricando. Por lo tanto, para empezar, quiero decir que, si estás bien con tu cuerpo durante todos los días del año, estos meses no tienen que ser diferentes por miedo a lo que diga la gente. De lo contrario, si no te gusta tu cuerpo, empieza a cambiarlo cuando antes mejor, siempre con la ayuda de un/a profesional de la nutrición. En este blog, te daré algunos consejos para un verano saludable, tanto para estar bien nutridos/as como bien hidratados/as.  

Decir adiós a la operación bikini

Primero de todo, quiero que olvides de ahora hasta siempre la operación bikini. Solo está pensada para provocar dolores de cabeza y preocupaciones. La mejor versión de ti mismo/a es aquella en la que trabajas día tras día, con consciencia y constancia. No es cuestión de hacer restricciones alimentarias durante unos meses para verse bien durante el verano, y cuando ya te sientas bien comas igual que antes, porqué volverás al inicio. Es decir, estas restricciones no solo tienen fecha de caducidad, sino que volvemos dudoso al cuerpo y ya no sabe como interpretar tus acciones. A la larga, no responderá a los cambios y no entenderás por qué.

Lo más importante para sentirte bien durante el verano es realizar una alimentación saludable, pero con un toque de flexibilidad. Así podrás estar tranquilo/a por dentro y disfrutar al máximo de la alimentación. La nutrición no es lo único que tiene el verano, tienes que encontrar un equilibrio propio y disfrutar de todas las actividades que se pueden hacer en esta época del año. Si estás más preocupado/a por la alimentación, puedes plantearte mini objetivos y seguirlos para sentirte mejor. Lo más importante es potenciar el consumo de alimentos saludables, pero también darte algún capricho si te apetece. Seguidamente te doy algunos consejos para un verano saludable. 

Consejos para un verano saludable

Consejos para un verano saludable

En este apartado te recomiendo algunos consejos para un verano saludable. Te servirán para evitar sufrir por tu cuerpo y disfrutar al máximo del verano. Es una buena época para nutrirnos e hidratarnos con platos refrescantes y rápidos.

  • FRUTAS: una de las grandes aliadas en esta época del año. Existen una gran variedad, muy sabrosas y fresas. Puedes preparar macedonias de frutas, helados de frutas con yogur, granizados, gazpachos, ensaladas, batidos caseros…
  • VERDURAS: es importante preparar los platos con base de verduras, así te proporcionaran hidratación y fibra con poca cantidad. Puedes preparar ensaladas de verduras crudas o cocidas con legumbres y/o cereales, gazpachos, purés fríos, batidos refrescantes… Son un recurso rápido para elaborar con poco tiempo.
  • BEBIDAS: lo importante es escoger ingredientes saludables y mezclarlos con hielo para que sirvan para hidratarnos y refrescarnos. Puedes prepararte granizados, batidos, gazpachos, agua de sabores, limonada casera…
  • EJERCICIO FÍSICO: no dejes de practicar actividad física, aunque sea veranos y las temperaturas sean muy altas. Escoge los horarios de primera hora de la mañana o la última de la tarde. Si queremos disfrutar de la alimentación, también tendremos que mantener en forma nuestro cuerpo.
  • COMIDAS FUERA DE CASA: en verano solemos salir más a comer fuera, pero esto no quiere decir que todos los días sean de comida libre. Puedes escoger verduras crudas o cocidas, proteínas de calidad, evitar las salsas contundentes y las frituras, comparte los platos de cereales, deja de comer cuando estés saciado, pide fruta de postre y escoge agua para beber.
  • DÍAS LIBRES: tómate días libres para darte caprichos con la alimentación, siempre y cuando sean con consciencia. Servirán para disfrutar aun más de cuidar tu cuerpo y tu mente. Así le damos al organismo un poco de flexibilidad. Recuerda no hacer comidas libres que coincidan en el mismo día, ya que estaremos haciendo un exceso de calorías al final del día. Reparte algunas comidas a lo largo de la semana, así compensamos las calorías ingeridas.

¡Si quieres descubrir más trucos y consejos sobre una alimentación saludables puedes ver otras entradas del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *